En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía de Canarias ha explicado que los responsables de seguridad avisaron al teléfono 091 de que tenían retenido a un hombre que habían cogido robando.

Así, uno de los vigilantes narró a los agentes que acudieron al lugar cómo el individuo ocultó entre su ropa gran cantidad de envases de jamón serrano y se dirigió a la salida.

Tras solicitarle que devolviera los productos, se inició un forcejeo entre ambos, hasta que con la ayuda de varios testigos el vigilante pudo reducir al individuo, que fue detenido por los agentes policiales como presunto autor de un delito de robo con violencia.

Finalmente, todos los productos recuperados fueron devueltos a los responsables del establecimiento.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.