Ciudad Justicia, Málaga
Ciudad Justicia, Málaga EUROPA PRESS/ ARCHIVO

Los hechos sucedieron en agosto de dicho año en Málaga capital. Según las conclusiones provisionales de la acusación pública, a las que ha tenido acceso Europa Press, los acusados habían pasado toda la noche de fiesta en la feria y a primera hora de la mañana fueron a una vivienda en compañía de unos amigos.

Una vez dentro, los procesados, "aprovechando que se habían quedado a solas en compañía" de una de las mujeres, ya que el resto de las personas estaban durmiendo o se habían marchado a sus casas, "se dirigieron a ella con un propósito libidinoso y comenzaron ambos a golpearla fuertemente en el rostro", dice el fiscal.

Al tiempo, según sostiene esta acusación, le decían: "Ahora es cuando te vamos a violar", apuntando que supuestamente le taparon la boca con la mano para que no gritara, además de que "le arrancaron el vestido y le rompieron la ropa interior" y, presuntamente, sin dejar de golpearla, le hicieron tocamientos "en modo agresivo y brusco".

La Fiscalía señala en su escrito de acusación provisional, además, que los procesados cogieron unos alicates y con ellos "la golpearon en el rostro y la espalda" y luego supuestamente, también con una silla, lo que provocó que la mujer perdiera el conocimiento por unos instantes.

A consecuencia del ruido, otra mujer que estaba durmiendo se despertó y vio cómo la primera era agredida, por lo que intentó que los hombres pararan. Pero, indica el fiscal, uno de los acusados "se abalanzó sobre ella, la lanzó sobre la cama, le arrancó la ropa y comenzó a besarla y tocarle los pechos", diciéndole que "la iba a violar".

La mujer no paró de resistirse, lo que hizo que, según la acusación pública, el procesado parara esta acción y se fuera otra vez hacia la primera mujer. Asimismo, presuntamente el otro acusado fue a la cocina y cogió un cuchillo "con objeto de rajar la cara" de la víctima, a la que supuestamente también golpearon con una tabla de planchar; aunque se antepuso la otra.

Los acusados, dice el ministerio fiscal, supuestamente amenazaron a la segunda mujer con matarla si contaban lo sucedido y le dijeron que limpiara la sangre de la casa. Esta logró huir del domicilio en el momento en el que la otra consiguió refugiarse en uno de los dormitorios, desde donde llamó a la Policía Nacional.

Como consecuencia de estos hechos, según sostiene la acusación pública en su escrito provisional, la primera víctima sufrió múltiples heridas y lesiones en distintas partes del cuerpo, entre ellas traumatismo craneoencefálico; así como síndrome postconmocional como una de las secuelas.

Para el fiscal, se trata de dos delitos de agresión sexual y otro de lesiones, de los que acusa a los dos procesados, solicitando para cada uno de ellos la pena de 20 años. Además, insta a que los procesados indemnicen a la víctima con 5.475 euros por las lesiones y con 24.750 euros por las secuelas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.