Fue la víctima del hurto la que denunció que la bicicleta que tenía alquilada a una empresa del sur había sido sustraída, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

En este sentido, un agente de la Policía Local de la capital grancanaria fuera de servicio reconoció la bicicleta sustraída, que se encontraba en venta en un establecimiento de artículos de segunda mano de Vecindario y llamó al teléfono 091.

Los investigadores se dirigieron entonces al comercio, donde procedieron a intervenir la misma e identificar al responsable de su venta, que fue localizado y detenido como presunto autor de un delito de hurto.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.