Hallado un segundo zulo de ETA, al norte de Navarra

El primer escondite, localizado el lunes, estaba en Huesca y contenía 125 kilos de explosivos. La Guardia Civil busca a otros dos presuntos etarras.
Material encontrado en el zulo hallado el lunes en Huesca. guardia civil.
Material encontrado en el zulo hallado el lunes en Huesca. guardia civil.

La Guardia Civil halló ayer un segundo zulo de ETA, en la localidad de Lesaka, al norte de Navarra, tras el hallazgo, el día anterior, de otro escondrijo de la banda terrorista en Huesca con 125 kilos de componentes para fabricar explosivos en su interior. Ambos fueron localizados tras la detención, el pasado domingo, de dos presuntos etarras en Arrasate (Guipúzcoa), Martín Sarasola e Igor Portu, este último hospitalizado el lunes por las lesiones sufridas en su arresto.

El instituto armado busca también a otros dos supuestos terroristas relacionados con los arrestos del domingo y que mantendrían relación con el escondite hallado en Lesaka, situado en un terreno propiedad de la familia de Sarasola.  Según fuentes de la investigación, tendría capacidad para cuatro bidones de 100 litros cada uno y contendría material explosivo, aunque al cierre de esta edición (0.00 horas) aún no se había abierto.

El zulo de Huesca fue localizado gracias a un croquis que llevaba uno de los detenidos el domingo. Con un metro de diámetro, se encuentra excavado en el valle de la Guarguera, un pinar situado junto a Sabiñánigo, en una de las zonas más despobladas de Aragón. En su interior, repartidos en tres bidones, había 107 kilos de nitrato, 18,9 de polvo de aluminio, 83 gramos de pentrita, cinco temporizadores, 12 detonadores y nueve rollos de cordón detonante. Según fuentes de la lucha antiterrorista, este material para fabricar explosivos no era reciente, sino que podría tener más de dos años de antigüedad.

Por otro lado, se ha sabido que los dos revólveres que llevaban Portu y Sarasola en el momento del arresto son de la marca Smith & Wesson, poco habitual de ETA. Tras el registro el lunes de sus respectivos domicilios en Lesaka y el hallazgo de los dos zulos, la investigación sigue abierta.

En este sentido, el ex ministro de Defensa socialista José Bono afirmó ayer: «Si yo tuviese que dirigir un consejo a los guardias civiles, les diría que no haya bajas; pero si  tiene que haberlas, que no sean nuestras».

ZP ve «creíble» la versión policial

El presunto etarra Igor Portu seguía ayer en la UCI del hospital Donostia de San Sebastián, donde ingresó el lunes con una costilla rota y otras lesiones que, según Interior, se produjeron en su arresto. Sus familiares negaron ayer la versión oficial y denunciaron ante el Defensor del Pueblo de Navarra que las heridas se produjeron por torturas. Por su parte, Zapatero dijo ayer en la Ser que ve «seria y creíble» la versión policial y garantizó la «total transparencia» de la investigación. 500 personas se concentraron ante el hospital para denunciar la «práctica sistemática» de la tortura en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento