Fallas valencia
Las fallas coincidirán este año con la Semana Santa.

La variabilidad en las fechas de la Semana Santa provocará que este 2008 tenga el primer trimestre más corto de la historia. Desde que comenzara el día 7 hasta el domingo de Ramos, el 16 de marzo, sólo transcurrirán 69 días naturales, frente a los 108 del año pasado, los 91 de 2006 o los 71 de 2005.

Lo breve de este primer trimestre se hará notar en varios ámbitos. En el escolar, los alumnos tendrán que hacer un pequeño esfuerzo extra de concentración. Según fuentes académicas consultadas por 20 minutos, el problema reside "en la presión para cumplir con el programa. Hay menos días para dar el mismo temario, por lo que los profesores se ven obligados a terminarlo en menos tiempo, y exigen más a los alumnos, que se ven perjudicados".

Cuando el trimestre laboral se prolonga aumentan las jaquecas, el estrés y las depresiones
Sin embargo, dichas fuentes concluyen que "el rendimiento siempre dependerá más de la motivación del alumno que de las horas de clase".


En lo referente al trabajo, lo más duro no es el trimestre corto, sino el largo que viene detrás. Para David Garzón, del departamento de Recursos Humanos de una empresa de telecomunicaciones, los trabajadores "manifiestan más ansiedad y ganas de coger sus vacaciones cuanto antes".

Del mismo modo, los expertos aseguran que cuando el trimestre laboral se prolonga aumentan las jaquecas, el estrés y las depresiones entre la población, al tiempo que se produce una caída de la productividad.

Vacaciones, mejor en abril

Para los que tienen pensado viajar, siempre es preferible que la Semana Santa sea en el mes de abril, ya que el tiempo suele acompañar más que en marzo. El sector hostelero también prefiere que las vacaciones caigan, cuanto más tarde, mejor. Ruth Carrero, de la Unión Empresarial de Agencias de Viajes, confirma que «siempre se vende mucho más si las vacaciones son en abril».

La brevedad de este trimestre recién estrenado provoca, además, este año una situación particular para los valencianos y todos los asistentes a las Fallas. Tan sólo un día después de la cremá, que tiene lugar el 19 de marzo, dará comienzo la Semana Santa y el tradicional peregrinar a la costa mediterránea en busca de sol y playa. En Valencia habrá 17 días seguidos de vacaciones escolares, del 15 al 31 de marzo.

La Luna, la responsable

La culpa de los desajustes en el calendario la tienen las fases lunares. En el año 325 d. C, el Concilio de Nicea estipuló que la Pascua de Resurrección se celebraría siempre el primer domingo después de la primera Luna llena posterior al equinoccio de primavera.

Éste se produce cuando los días son exactamente iguales a las noches, el 21 de marzo. Como este año habrá luna llena el mismo día 21, estamos ante el trimestre más corto de la historia.