Ciudad de la Justicia de Málaga. Fachada
Ciudad de la Justicia de Málaga. Fachada EUROPA PRESS - Archivo

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes judiciales. Los hechos sucedieron en octubre de 2015, cuando la mujer, que tenía las facultades mentales y volitivas gravemente mermadas por tener dicho trastorno desde 2011, se dirigió al polideportivo municipal donde estaba el concejal.

En este momento, "en un tono amenazante" le dijo que "iba a ir a por él y por su familia, al haberle quitado a su hija por su culpa", según sostiene la Fiscalía, tras lo que se lanzó sobre él, "propinándole golpes y arañazos en el cuello", que le ocasionaron heridas que se curaron en dos días.

Posteriormente, ya en el aparcamiento, se dirigió a otra concejala, "diciéndole en tono intimidatorio que a ella también le iba a pegar". La procesada ha mostrado su conformidad con los hechos por los que se le acusaba y con los delitos de atentado y lesiones, éste último con carácter leve.

Así, se considera que existe en la acusada la circunstancia que exime totalmente de la responsabilidad penal de alteración psíquica y finalmente se le impone en vez del internamiento psiquiátrico una pena de tratamiento ambulatorio durante dos años, con informes semestrales para controlar la evolución.

Asimismo, en el juicio, que ha tenido lugar en la Sección Segunda de la Audiencia malagueña, también se ha acordado imponerle a la mujer la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima o comunicar con ella por cualquier medio también el mismo periodo de tiempo de dos años.

Consulta aquí más noticias de Málaga.