En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Arcelay ha explicado que "se está en fase de planificación muy avanzada, y la idea sería que antes de que termine este semestre, hacia finales de junio, poder iniciar de forma piloto este programa que luego se va a ir implantando de forma paulatina".

El programa de cribado para la detección de cáncer de cérvix tiene como destinatarias a mujeres de entre 21 y 65 años, y su objetivo es reducir la mortalidad por este tumor.

La idea es citar a las mujeres y realizarles una prueba diagnóstica, lo que antes era la citología pero ahora con técnicas más cualificadas para llevar a cabo el 'screening'.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.