En el escrito de acusación, la fiscala expone que el acusado se encontraba ese día en su vivienda familiar en la que residía con su esposa, a pesar de estar rota la relación entre ellos desde hace tiempo.

El hombre intentó retomar la relación y tras la negativa de la mujer, cogió un cuchillo de la cocina de 12 centímetros de hoja y sin mediar palabra le asestó dos puñaladas.

El acusado le clavó el cuchillo a la mujer en la región escapular izquierda y tras girarse ella la acuchilló de nuevo en el hemitórax izquierdo, "todo ello con la intención de acabar con su vida".

La víctima necesitó asistencia médica y varios días para su curación, tras lo tuvo secuelas como cicatrices.

Los hechos constituyen un delito de asesinato en grado de tentativa, con el agravante de parentesco y de violencia de género. Además, se pide para el acusado que no pueda acercarse a la víctima durante 15 años, así como una indemnización de 6.500 euros para ella.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.