Presidente  Junta de cofradías de Zaragoza, Mariano Julve y alcalde Santisteve
Presidente Junta de cofradías de Zaragoza, Mariano Julve y alcalde Santisteve EUROPA PRESS

En este sentido, Julve ha destacado el impacto que este acto religioso tiene en el dinamismo del turismo y la hostelería de la ciudad, entre otros ámbitos, y ha subrayado la labor de apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza y de otras instituciones, como la Diputación Provincial de Zaragoza, en acciones de promoción y difusión.

En declaraciones a Europa Press, Julve ha contado que la colaboración del ayuntamiento se plasma en la puesta a disposición de equipamientos, como el Pabellón 'Siglo XXI' para las Jornadas de Exaltación de la Semana Santa Infantil, o el Pabellón Príncipe Felipe para las jornadas dedicadas a los adultos, y también habilita muchos servicios públicos para el desarrollo de las procesiones, como la Policía Local.

Además, se ha puesto ya en marcha la app 'sSantaZgz' para teléfonos móviles que permite el seguimiento en tiempo real y la geolocalizacion de las procesiones, que en 2017 registró 90.00 descargas y este año está plenamente operativa desde la semana pasada. Asimismo se han editado 30.000 folletos, también en chino, y 2.000 carteles.

MIRANDO AL CIELO

Los actos de Semana Santa comenzaron oficialmente el pasado sábado con el pregón al que dio lectura el cardenal Arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, natural de Cretas (Teruel).

"En principio todo va bien", ha sintetizado Julve para resaltar los múltiples ensayos que han realizado los 16.000 cofrades que conforman las 25 cofradías de Zaragoza para organizar las 53 procesiones y que comienzan al concluir la Navidad hasta el pasado sábado, con la lectura del pregón.

Tras confiar en que se desarrolle con normalidad, Julve ha reconocido que están pendientes del tiempo. "Veremos si este jueves y viernes para ver si hay lluvia, aunque parece más probable en zonas de montaña. El tiempo en estas fechas es variable y no se sabe con precisión".

NOVEDADES Y CAMBIOS

Julve ha señalado las novedades de este año que vienen marcadas en el recorrido, que se ve ha visto alterado por las obras del Mercado Central, y que ha provocado que la procesión de Cristo Despojado, en lugar de salir de la Iglesia de San Juan de los Panetes, haya salido de La Seo y este jueves cerrará el itinerario en la Basílica del Pilar en lugar de San Juan de los Panetes.

La procesión del Santo Entierro, que reúne a las 25 cofradías el día de Viernes Santo, no podrá pasar por las murallas Romanas y saldrá desde la calle Manifestación para ir directamente a la plaza del Pilar.

Otro cambio se ha producido el día de procesión de la Cofradía de la Crucifixión, muy vinculada a la iglesia de San Antonio en el barrio de Torrero, y también al Arrabal, cuyo acto de Miércoles Santo se ha sustituido por la procesión del Domingo de Ramos.

"No es año de estreno de imágenes pero si de arreglos y rehabilitación", ha puntualizado Julve para detallar que la Cofradía de la Crucifixión de Torrero tiene peana nueva, y la Cofradía de El Huerto también tiene renovada la peana de la Virgen de la Confortación.

La Cofradía del Prendimiento ha arreglado el paso de Jesús Prendido y la del Descendimiento, de los Jesuitas, ha recuperado los estandartes del colegio y de la congregación San Luis Gonzaga, que está en el origen de la cofradía.

Asimismo, la Cofradía de Las Siete palabras ha restaurado todo su patrimonio, que comprende desde los faroles a las arquetas pasado por las imágenes.

"Todo lo sufragan las cofradías y hay trabajos que lo hacen los propios cofrades", ha subrayado Julve, quien ha comentado que el suelo del paso de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén ha sido reparado en su totalidad con mano de obra voluntaria de los cofrades", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.