La situación, tal y como explica a Europa Press la responsable regional de Servicios Públicos de UGT, Carmen Amez, afecta a todas las provincias de Castilla y León, a excepción de Burgos, con lo que los ciudadanos que acuden a las oficinas de la Junta para registrar sus respectivos escritos y documentos están contando con problemas para ello.

"Se les está tomando nota a mano o bien se les está derivando a las distintas subdelegaciones para que presenten allí sus documentos, salvo en Valladolid, donde se está optando por la segunda de ambas opciones. Algunos se lo están tomando mal, lo que ha generado algún problema, y otros lo aceptan de buen grado", explica la representante de UGT.

Esta achaca lo ocurrido, "que no es la primera vez", al posible colapso del sistema debido a que los ciudadanos aprovechan estas fiestas para acudir a los registros y también a una menor dotación de recursos humanos propia de estas fechas".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.