El incendio registrado este domingo en un centro comercial de la ciudad rusa de Kémerovo, en Siberia, se ha cobrado la vida de 64 personas, según el ministro de Emergencias de Rusia, Vladimir Puchkov, quien asegura que se trata de la cifra final.

Se espera que este lunes por la tarde finalice la primera etapa de las labores de salvamento y búsqueda en el lugar del siniestro, señaló Puchkov.

La portavoz del CIR, Svetlana Petrenko, informó de la detención de cuatro personas con motivo de la causa penal abierta en relación con el siniestro. Petrenko indicó que entre los detenidos se encuentran el arrendatario de local donde se originó el fuego y el director general de la sociedad fiduciaria administradora del centro comercial.

En los hospitales de Kemerovo siguen hospitalizadas 12 personas, y otras 36 han recibido asistencia ambulatoria.

El fuego se originó en una sala de cine ubicada en la cuarta y última planta del edificio del centro comercial y de ahí se propagó por todo el establecimiento. Dos de las salas del cine se derrumbaron por las llamas.

En vídeos grabados por testigos se puede ver a visitantes del centro comercial saltar por las ventanas para huir del incendio.

De acuerdo con investigaciones preliminares, en el edificio no se activó la alarma antiincendios, por lo que las personas que se encontraban allí se percataron del fuego cuando un humo denso inundó el centro.

Los equipos de bomberos tardaron más de seis horas en controlar las llamas, que afectaron una superficie de 1.500 metros cuadrados.