Manu Tenorio
El cantante Manu Tenorio posa para el entrevista con 20minutos ELENA BUENAVISTA

Hace 16 años que Manu Tenorio pisó el plató de Operación Triunfo. Ahora echa la vista atrás y reúne sus éxitos en el recopilatorio Colección indefinida (Universal), en el que incluye tres temas nuevos.

¿Por qué hacer un disco recopilación justo ahora?

Porque es un alto en el camino. Estamos cerrando una etapa e inaugurando otra. Comienzo andadura con Universal tras muchos años siendo independiente.

¿Cierra una etapa profesional y personal?

He trabajado muchos años con un pequeño equipo de compañeros y me lo he gestionado todo. Ha sido una etapa muy bonita, he sido muy feliz y ha estado llena de éxitos, pero fue muy duro, con un desgaste importante.

¿Cansa autogestionarse?

Sí, cansa y erosiona mucho. Las cosas como son, al trabajar con menos equipo cuesta muchísimo más llegar a ciertos ámbitos y muchos frentes se quedan desprotegidos.

¿Echará algo de menos de esa etapa?

Quizá echaré un poco de menos que antes hacía las cosas un poco cuando a mí me daba la gana. Tras estos años hay un nuevo renacimiento y hemos logrado dar con las claves para sacarle rendimiento a la música y seguir creciendo.

Parece que con el nombre del disco, Colección indefinida, deja claro que no sabía cómo juntar todos los temas.

Es indefinida porque tiene un poquito de todo: canciones antiguas, inéditas, duetos... Y no estamos acotando la colección, no está acabada, sino que seguimos hacia adelante.

Los artistas somos seres especialmente sensibles porque tenemos que desarrollarnos para traducir las emociones que le llegan al público. Este paso me da mucha confianza en mí mismo, me sube muchísimo la autoestima el voto de confianza de la compañía. Estoy en un momento magnífico, muy estimulado, y seguro que se traducirá en un crecimiento personal y artístico.

Es un repaso por su carrera, ¿hay alguna canción que le hubiera gustado incluir y no está?

Sí, algunas se me han quedado en el tintero, como Paso a paso, que es una canción muy especial para mí y en directo me ha emocionado mucho, también al público. Me da penilla, pero había que escoger.

Canta a dueto Lucía con Serrat, ¿cómo fue la experiencia de grabar con él?

La guinda del pastel. Se puso pesado y tuvimos que grabarla... [risas] Fue algo maravilloso. Es un tío muy generoso, está por encima del bien y del mal. Grabamos y fue una experiencia religiosa. Fue muy emocionante verlo entrar por la puerta, escuchar nuestras voces juntas...

Esa canción me ha acompañado muchísimos años, mucho antes de Operación Triunfo, y para mí tiene unas connotaciones muy profundas. Son muchos años cantándola en distintos entornos... hacerla con el maestro ha sido una sacudida de emociones. Me ha desbordado. Grabándola se me saltaban las lágrimas, y también ahora cuando la escucho. Estoy en un momento muy sensible de mi vida.

¿Está muy ñoño?

Sí. Creo que el varón siempre ha estado educado en el hermetismo de sus sentimientos y me parece que es una equivocación, porque las emociones nos hacen humanos; es una expresión de lo que somos y no hay que reprimirlas, aunque estemos en público. Siempre he sido así, hermético con lo que siento, pero ahora me da igual. A mi hijo lo tengo frito con tanto abrazo.

¿Qué siente al cantar temas de hace 16 años?

Me noto la voz diferente. Se me ha conservado bien, pero tengo un registro distinto, el brillo que tenía entonces ahora tiene otros matices.

Ha seguido OT 2017, ¿cómo ha visto la academia?

Supercambiada. He sentido mucha nostalgia. Estoy muy orgulloso de haber estado en la primera edición, porque llenábamos estadios como el que llena el patio de su casa.

Viéndolo ahora, ¿habría hecho algo distinto en su etapa OT?

Claro. Sobre todo, habría reclamado desde el principio mis instrumentos, porque en esta edición sí se ha promocionado mucho más el tema instrumental. Al final conseguí que me dieran la guitarra porque me puse muy pesado. También hubiese explotado mi faceta compositiva. Se hizo lo que se hizo y lo hicimos muy bien, porque todavía está muy intacto en el pueblo el espíritu de mi edición.

Ellos han tenido mucho éxito, pero nosotros movíamos un volumen de gente más desorbitado, mucho público tenía más de 40 años, pero ahora los fans son más adolescentes.

Celebró el Día de la Mujer en Twitter, ¿se considera feminista?

No, por supuesto que no. No me considero feminista porque me parece absurdo, pero soy partidario y lucho en favor de los derechos de la mujer. Estoy plenamente convencido de que hay muchos frentes en los que las mujeres tienen que reclamar sus derechos.

El feminismo me parece extremo. He crecido en un hogar matriarcal con mi madre, mi abuela, mi hermana y ahora con mi mujer. Conozco a la mujer en todas sus facetas, va a ser complicado que me sorprendan. Soy partidario de que se les dé el reconocimiento y el derecho que se merecen por mérito propio.

¿Pondría letra al himno de España?

No tendría problema. Lo que hizo Marta Sánchez me pareció muy bonito. Es importante recuperar el orgullo de ser español, es natural.