En este sentido varias llamadas comunicaron que un chico, que se encontraba en un torreón o transformador de energía eléctrica, había recibido una descarga y había quedado en el techo del transformador.

Cuando llegaron al lugar Bomberos de Tenerife, algunos testigos que se encontraban en la zona ya lo habían bajado, por lo que no fue necesario su intervención.

Mientras, el personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) comprobó que el afectado se encontraba en parada cardiorrespiratoria e inició maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y avanzadas logrando revertirla, siendo posteriormente evacuado en una ambulancia medicalizada al Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria.

Finalmente, los servicios policiales colaboraron con los recursos intervinientes y se hicieron cargo de las diligencias correspondientes.