Los hechos han sucedido a las 11.49 horas cuando el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibía una alerta en la que se solicitaba asistencia sanitaria para una menor que se había caído a la piscina de un hotel.

El socorrista la había sacado del agua con síntomas de ahogamiento e inconsciente y había comenzado a reanimarla.

El personal de la ambulancia del SUC, a su llegada al lugar del incidente, comprobó que la menor ya había recuperado la conciencia, la valoró y la estabilizó antes de su traslado a un centro hospitalario, mientras que la Policía Local se encargó de las diligencias correspondientes.