Kiroldegia
Kiroldegia EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de San Sebastián y Kutxa Fundazioa han acordado un convenio para la utilización del antiguo Instituto de la Construcción como polideportivo provisional de Altza. Los próximos cuatro años los vecinos del barrio donostiarra podrán utilizar el edificio como gimnasio, una vez que el Consistorio realice las obras de adecuación de los espacios.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y el presidente y el director general de Kutxa Fundazioa, Manu Beraza y Carlos Ruiz, respectivamente, han dado a conocer este viernes los detalles del proyecto. Según han explicado, el gimnasio provisional se instalará en el edificio del antiguo Instituto de la Construcción que Kutxa Fundazioa, propietaria del mismo, ha cedido de forma gratuita al Ayuntamiento.

La instalación tendrá 930 metros cuadrados y el proyecto para la realización de los trabajos de adecuación de los espacios ya ha sido adjudicado. La obra tendrá un presupuesto de 1.550.000 euros y estará terminado para finales de año.

El Consistorio consideró "indispensable" que hubiera una instalación deportiva provisional mientras se construye el nuevo polideportivo de Altza, y así se acordó con los vecinos. Tras las conversaciones mantenidas con Kutxa Fundazioa, ambas instituciones han acordado que esa instalación provisional se sitúe en el citado edificio.

Goia ha agradecido a Kutxa Fundazioa la cesión del edificio y ha detallado que, a día de hoy, el edificio, "que se encuentra en el corazón del barrio", se encuentra vacío, y "pasará a ser una buena instalación, en lo que duran las obras para la construcción del nuevo polideportivo, y dará respuesta a algunas de las necesidades deportivas que tiene el vecindario".

Asimismo, ha señalado que tras el derribo del antiguo polideportivo,

muchos altzatarras han tenido que acudir a polideportivos de otros barrios, al igual que los integrantes de los clubs que lo utilizaban. Por ello, el Ayuntamiento "priorizó buscar una solución provisional".

Por su parte, el presidente de Kutxa Fundazioa, Manu Beraza, ha señalado que Kutxa "seguirá invirtiendo en Gipuzkoa y éste es un ejemplo de ello". En el edificio que ha cedido al Ayuntamiento hay cinco edificios y un taller, además de una zona verde y un aparcamiento que los vecinos de Altza van a poder utilizar.

FINAL DE AÑO

Donostia Kirola ha publicado el concurso para la adjudicación de las obras de habilitación de un gimnasio provisional en el barrio de Altza, que solventará en parte las demandas de servicios deportivos de los y las vecinas del barrio, ante el retraso en la construcción del nuevo Polideportivo Municipal de Altza, motivado por la aparición de amianto en la parcela.

Este gimnasio provisional ocupará un superficie total de 930 metros cuadrados. Todos los espacios deportivos se construirán en la planta baja para facilitar la accesibilidad y se podrá utilizar también el parking situado en el exterior. Esta nueva instalación contará con un gimnasio cardio y otro de musculación que en total sumarán 283 metros cuadrados, así como con una sala de ciclo indoor (75 m2) y una sala destinada a la organización de cursillos deportivos (106 m2). El resto de metros cuadrados construidos se destinarán a aseos y vestuarios.

El plazo previsto de duración de las obras es de 175 días y el presupuesto máximo asciende a 1.550.000 euros, pero tanto el precio como el plazo podrán ser mejorados a la baja por las empresas licitadoras, por lo que se prevé que pueda estar en funcionamiento a finales de este mismo año. Los vecinos de Altza que se hubieran dado de baja de la Kirol Txartela tras el cierre del polideportivo, podrán renovar su abono sin tener que pagar la cuota de entrada.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.