Miguel Sebastián
Miguel Sebastián EUROPA PRESS - Archivo

"A lo mejor no hubiera sido tan malo el rescate", ha señalado en una conferencia ante empresarios en Tenerife, donde ha reconocido que tanto el último Gobierno socialista como después el primero de Mariano Rajoy, fueron "exagerados" en su resistencia al rescate.

En esa línea, se ha planteado si hay que "delegar" en el exterior las competencias para hacer reformas dado que "no se puede avanzar" si no se consigue "compatibilizar" la política con la política económica.

Ha dicho que ha "perdido la esperanza" en los nuevos partidos -Podemos y Ciudadanos- porque no tienen "ímpetu" reformista y tampoco se logra sacar adelante un pacto de Estado, de ahí que haya apelado a la Transición, cuando "primero de hizo la economía y después la política".

En su opinión, la clase política española "no quiere aprender o vive fuera de la realidad", resaltando que no se podrá hacer "lo que muchos prometen" porque España debe más de 800.000 millones al exterior.

Sebastián ha incidido en que el país sufre una crisis institucional "evidente", aunque no cree que haya más corrupción ahora que antes, pese a que haya aumentado la percepción, remarcando que es un fenómeno más extendido a nivel autonómico y local que estatal, donde hay "mecanismos de control brutales".

Además, ha advertido del "problema" que genera la burocracia para agilizar la actividad económica, recordando a modo de anécdota que en el pasado planteó eliminar el trámite del Registro o la Notaría para aligerar costes y tiempo en la creación de empresas, y pese a contar con el aval del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, la propuesta no salió adelante.

Ha abogado también por prohibir los billetes de 500, 200 y 100 euros para combatir la economía sumergida y acometer una reforma fiscal que haga más sencilla la rendición de impuestos, porque aumentará la recaudación.

RECHAZA LA CONCENTRACIÓN BANCARIA

Sobre el sistema bancario español, ha señalado que está en contra de la concentración, porque cuando grandes bancos caen "hay que rescatarlos" y no se recupera todo el dinero, y si son pequeños, el impacto es mucho menor, al tiempo que los ha tildado de "antiguos" porque prefieren "dar hipotecas" que ofrecer créditos a los emprendedores.

Acerca de la energía, ha reconocido el "error" del Gobierno socialista al aprobar un decreto en 2007 sobre la fotovoltaica con primas "muy altas" aunque después, el ministro José Manuel Soria le dio el "hachazo definitivo".

Con todo, ha dicho que "ahora es el momento" de impulsar las energías renovables, especialmente la fotovoltaica, porque el coste actual "sí merece la pena".