Armas intervenidas en la Operación Benjamín
Armas intervenidas en la Operación Benjamín GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga el destino de ocho artefactos explosivos caseros intervenidos a un hombre detenido en la provincia de Ourense, en el marco de la llamada 'Operación Benjamín' contra una trama de compraventa de armas, dirigida desde el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo.

En el transcurso de esa operación policial, se detuvo a un vecino de la provincia de Ourense, como presunto comprador de armas detonadoras modificadas para hacer fuego real, que una vecina de Vigo ofrecía por Internet.

En el registro realizado, los agentes de la Guardia Civil se incautaron de ocho artefactos explosivos caseros, un artefacto incendiario (cóctel molotov) y sustancias precursoras para la fabricación de explosivos. Se están analizando los efectos intervenidos e investigando el posible destino de esos artefactos.

El operativo de la Guardia Civil, bautizado como 'Operación Benjamín', contra una trama dedicada a la compraventa de armas detonadoras por Internet que luego se transformaban para hacer fuego real, se ha saldado con un total de 21 personas investigadas (18 de ellas fueron detenidas), casi 70 armas intervenidas, así como la incautación de explosivos, droga y dinero en metálico.

Así lo ha confirmado el Instituto Armado, que ha señalado que, a este grupo de personas, se les atribuyen los supuestos delitos de tenencia ilícita de armas, tráfico de armas, pertenencia a organización criminal, depósito de explosivos, tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

INICIO DE LA OPERACIÓN

Esta operación tuvo una primera fase en enero de 2017, con la detención de la vecina de Vigo Carmen O.M., "una violenta activista de un grupo antisistema gallego". En aquel momento, la Guardia Civil descubrió que esta mujer se dedicaba a comprar pistolas detonadoras por Internet, para luego transformarlas y revenderlas a terceros.

Para realizar esta actividad, contaba con la ayuda de otras personas, que cooperaban tanto en los envíos de las armas, como en la recepción, y en los pagos. Tras su detención, se intervinieron diversas pistolas (algunas ya modificadas), munición, dinero en metálico y numerosa documentación.

SEGUNDA FASE

Precisamente, del análisis de esa documentación (anotaciones de las transacciones de compra y venta), se deriva la segunda fase de la operación policial, que se desencadenó el pasado miércoles, con la detención de 16 compradores, y la realización de 25 registros, en diferentes provincias de España.

En los registros se intervinieron 61 armas de fuego (pistolas detonadoras, pistolas transformadas y otras a medio transformar), 20

pistolas de descargas eléctricas, un silenciador, 2.100 cartuchos de diferentes calibres, ocho artefactos explosivos de fabricación casera, casi 140.000 euros en metálico, 1,5 kilos de cocaína, siete kilos de hachís, una ballesta, dos arcos, 30 flechas, y otros efectos.

Además de los efectos intervenidos en Ourense, y en otros puntos de la geografía española, en otro de los registros, realizado en la provincia de Bizkaia, los agentes encontraron, además de una pistola detonadora modificada (que uno de los detenidos había comprado a Carmen O.M. por internet), 7 kilos de hachís, 1,5 kilos de cocaína, y útiles para la manipulación y envasado de la droga.

Asimismo, otro de los investigados, detenido en La Línea de la Concepción (Cádiz), resultó ser una persona vinculada con el tráfico de drogas en el Campo de Gibraltar. En su domicilio se intervinieron 120.000 euros en metálico, varias armas de fuego, y numerosas armas prohibidas (puños metálicos, defensas eléctricas tipo 'tasser', etc.).

"INDIVIDUOS PELIGROSOS"

El Instituto Armado ha recordado que las armas modificadas tienen el mismo efecto destructivo que las armas de fuego real, y ha valorado que, con esta operación, se ha impedido que un elevado número de esas armas lleguen a manos de personas que las emplearían para la comisión de delitos, "máxime cuando de la trama desarticulada formaban parte individuos peligrosos".

Las investigaciones, a cargo del Servicio de Información de la Guardia Civil, han sido dirigidas por el juzgado de instrucción número 4 de Vigo, ante cuyo magistrado ya comparecieron este jueves cinco de los investigados.

Para uno de ellos, el hombre detenido en la provincia de Bizkaia, el juez ordenó el ingreso en prisión, mientras que los otros cuatros quedaron en libertad con obligación de comparecer quincenalmente. Este viernes comparece, por videoconferencia, el hombre detenido en La Línea de la Concepción.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.