Los grupos parlamentarios de la oposición en las Cortes han instado al consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, a que se abstenga de "sacar pecho" a la hora de atribuir a la Junta el descenso del paro juvenil tras coincidir en que las estadísticas más bien apunta a que la causa real es la fuga de jóvenes de Castilla y León a otras comunidades autónomas en busca de una oportunidad laboral.

Ha sido una de las principales recriminaciones que el PSCyL, UPL, Podemos y Ciudadanos han esgrimido a la hora de criticar la política de la Junta para luchar contra el paro juvenil en la Comunidad, en el transcurso de la comparecencia del consejero en la Comisión de Empleo de las Cortes donde éste ha informado de la gestión del sistema de Garantía Juvenil y del Plan Prepara, instrumentos que, al unísono, la oposición considera que se han rebelado como un auténtico fracaso.

En este sentido, el procurador socialista Pedro Luis González, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha apuntado que el consejero de Empleo es "absolutamente consciente, porque lleva también la Agenda de la Población", de que el descenso del paro juvenil responde a la marcha de jóvenes por falta de oportunidades en una Comunidad que registra la quinta tasa de parcialidad más alta de España.

Del mismo modo, el procurador puso en entredicho las estadísticas de la Junta en la materia, al igual que hizo el Consejo Económico y Social (CES), tras señalar que hay más de 53.000 inscritos en el Fondo de Garantía Juvenil, cuando la cifra de parados menores de 29 años es de 27.000, por lo que ha exigido a la Junta una "depuración estadística, un mejor filtro de datos", a la vez que ha trasladado la petición de los sindicatos de estar representados en dicho programa de Garantía Juvenil.

Tampoco el Plan Prepara ha escapado de sus críticas, ya que el socialista considera que existen demasiadas trabas que dificultan el acceso a él, reclama un sistema "más inclusivo" y aboga por ampliar la cobertura, en el marco del Diálogo Social.

En la misma línea se ha posicionado el procurador de la UPL, Luis Mariano Santos, para quien "los datos no son halagüeños, no pueden servir para estar contentos sino que deberían ser motivo de honda preocupación para esta Cámara", a la vez que acusa a la Junta de haber convertido el Plan Prepara en una "mera subvención que no ha servido para su objetivo inicial, que no era otro que la formación especializada de los destinatarios".

Para la representante de Ciudadanos, Belén Rosado, el Fondo de Garantía Juvenil lo considera una buena herramienta para acceder a ese primer empleo pero entiende que dicha herramienta ha de ser ampliamente publicitada, "sobre todo en el medio rural", mientras que Adela Pascual, de Podemos, ha sido categórica al afirmar con rotundidad lo contrario y calificar de "auténtico fracaso" su puesta en marcha, algo que, como así ha advertido, "lo ha dicho incluso Bruselas, que ha visto su escasa incidencia puesto que sólo ha llegado a uno de cada diez jóvenes potencialmente destinatarios".

A su juicio, la solución pasa por ofertar un "modelo de contratación estable y con derechos", mientras que el Plan Prepara ha quedado reducido a un "mera ayuda económica, poco más".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.