En una nota, la dirección del colegio ha señalado que desde el primer momento ha estado junto a las familias y las ha mantenido informadas de todas las actuaciones realizadas, "transmitiéndoles tranquilidad y seguridad para sus hijos".

Asimismo, ha explicado que el centro se ha puesto a disposición de las autoridades competentes -Policía Nacional, Servicio Sociales y Delegación de Educación- notificando lo acontecido y ofreciendo una "colaboración plena, facilitando toda la información y datos" de los que dispone, confiando en que el trabajo conjunto conduzca a la clarificación total de los hechos.

Además, la dirección del colegio ha asegurado que "lo acontecido es un hecho puntual" y ha recordado que es un centro que educa en valores humanos y cristianos, comprometido con la realidad de su entorno y cuyo personal está implicado y es "coherente con lo que transmite".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.