Según el colectivo ecologista, los vertidos procederían supuestamente de la granja cebadero de cerdos denominada "Industrias Porcinas Andaluzas S.L", avisando del "mal olor en toda la zona que provoca una atmósfera poco recomendable para la salud de las personas". Además de las viviendas de la urbanización, se encuentra muy cerca de esta explotación ganadera el centro de menores "Remar".

Ante ello, el colectivo ecologista ha reclamado a las autoridades que implementen los mecanismos necesarios para erradicar definitivamente estos vertidos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.