Los hechos se produjeron cuando los agentes, a través de la sala del 091, fueron comisionados al domicilio de la víctima, que tuvo que llamar a la Policía, para informar de que su expareja se encontraba molestándola, y que durante toda la tarde había estado llamando a la puerta de su domicilio, queriendo entrar, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.

Así, los agentes intentaron localizarle, ya que al percatarse de la presencia policial había huido del lugar, pero lograron interceptarle, mientras vociferaba en la calle, y pedía a un vecino que estaba asomado a la ventana, que le abriera la puerta para subir.

Ante esto, la Policía pudo comprobar que había incumplido una orden de alejamiento, por lo que procedieron a su detención en el acto. El detenido que cuenta con numerosos antecedentes policiales, ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Huelva.