En su carta, recogida por Europa Press, la plataforma recuerda que el barrio de Los Pajaritos es el entorno urbano más pobre de España, según la última medición del Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto a los indicadores urbanos de los principales municipios españoles.

En ese contexto, la plataforma avisa de que "en los últimos meses se ha puesto de manifiesto el agravamiento de dos problemas consecuencia la marginalidad y la exclusión social", como son las deficiencias de seguridad derivada del comercio de estupefacientes y "el descontrol en la ocupación e intercambio de las viviendas", que en su mayor parte son de propiedad municipal, "como consecuencia de la presión de la delincuencia organizada".

"Todo ello ha producido tal alarma social que los vecinos manifiestan no sentirse seguros ni en sus propias casas. No se trata de problemas aislados o circunstancias coyunturales, por elcontrario, el deterioro es tan crónico y globalizado que la responsabilidad de la misma es necesariamente compartida por las tres administraciones", señala el colectivo respecto al Ayuntamiento, la Junta y el Estado.

Al respecto, la plataforma insiste en el "progresivo deterioro" de todos los indicadores sociales, pues hablamos de "un barrio superpoblado donde sus 21.000 habitantes viven hacinados en una densidad siete veces superior a la media de Sevilla, muchos de ellos mayores, con dificultades de salud padecidas en absoluta soledad y alturas de cuatro pisos sin ascensor". Media además en ello la "grave ausencia de educación alimenticia y sanitaria".

Por ello, el colectivo urge a las administraciones a celebrar un encuentro institucional con participación de los agentes sociales, al objeto de buscar soluciones a esta situación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.