El portavoz de El PI, Toni Pastor
El portavoz de El PI, Toni Pastor EL PI

El grupo de El Pi-Proposta per les Illes Balears en el Consell de Mallorca ha calificado la propuesta de zonificación turística de "inadecuada, incapaz, vacía de fundamentos jurídicos y sin argumentos territoriales y medioambientales" y ha presentado una alegación a la totalidad del proyecto que solicita su retirada y que se reconsidere todo el contenido.

El portavoz de El PI en la institución insular, Toni Pastor, ha manifestado este miércoles que el documento está "incompleto" y "basado en una delimitación errónea, que solo intenta justificar la declaración de saturados de una serie de núcleos del interior con unos parámetros completamente injustificados y con unos datos anticuados y desfasados".

Según un comunicado, Pastor ha dicho que han detectado "más de una incongruencia que generará inseguridad jurídica, además de imprecisiones con el Plan de Intervención de Ámbitos Turísticos (PIAT) y una falta de indicadores relativos a la incidencia de la propuesta en los planteamientos urbanísticos vigentes o en tramitación".

Por ello, el portavoz ha reclamado, "más autonomía para los ayuntamientos para que sean ellos los que terminen de concretar esta zonificación".

En este sentido, la formación ha propuesto en el documento de alegaciones una serie de indicadores de corrección de la delimitación provisional de las zonas aptas para la comercialización de estancias turísticas en viviendas. Pastor ha recordado que "lo que se hace es penalizar las pequeñas economías locales de interior" y ha insistido en que se debe "tener claro que las viviendas turísticas ayudan a potenciar estos pueblos con poca actividad económica".

Asimismo, el portavoz ha comentado que "esta propuesta, hija de la ley Frankenstein de turismo, perpetúa el modelo de sol y playa en Mallorca".

Desde El PI han explicado este miércoles a los medios el contenido de esta alegación y también se han referido al requerimiento que ha hecho la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en el Consell de Mallorca para que derogue la suspensión de licencias para establecimientos comerciales.

Por último, Pastor ha vuelto a reclamar la aprobación urgente del Plan Director Sectorial de Equipamientos Comerciales de Mallorca (Pecma) y ha dejado claro que el Consell "debe defender los intereses de Mallorca, una isla limitada en territorio que es un hecho que parece olvidar la directiva Bolkestein".