El científico ha fallecido a los 76 años en la madrugada de este miércoles en su casa de Cambridge (Reino Unido). Así, la Fundación destaca su labor que ha acercado al conocimiento de los hombres las últimas aportaciones científicas sobre el origen y el destino del universo.

Además, la fundación valora su ejemplo de respuesta a las dificultades que la adversidad puede oponer a la condición humana y su contribución a la lucha en favor del progreso y contra la ignoranci, según recogió el acta que le valió el galardón en la categoría de la Concordia.

En 1989 el jurado estaba presidido por Pedro de Silva e integrado por José Ramón Álvarez Rendueles, Agustín Antuña, Plácido Arango, Adolfo Barthe Aza, Claudio Boada, José Antonio Caicoya, José Cosmen Adelaida, Juan Cueto, Antonio Durán, José Ramón Fernández Cuevas, Feliciano Fuster, Francisco Goicoerrotea, Martín González del Valle, Juan Pedro Gómez Jaén, Juan de Herrera, Ignacio Herrero, Teodoro López-Cuesta, José López-Muñiz, José Lladó, José Antonio Martínez Álvarez,

Aurelio Menéndez, Leopoldo Rodés, Santiago Rubio Sañudo, Román Suárez Blanco, Jaime Terceiro, Rodrigo Uría y actuó como secretario Graciano García García.

El acto de entrega de los Premios tuvo lugar el 21 de octubre en una ceremonia presidida por S.M. el Rey Felipe VI, entonces Príncipe de Asturias, y en la que pronunciaron discursos, además de Su Majestad, Stephen Hawking, Jacques Delors, Mijail Gorvachov y el presidente de la Fundación, Plácido Arango.

Junto a Hawking en 1989 fueron premiados Óscar Niemeyer (Artes); Pedro Laín Entralgo y el Fondo de Cultura Económica de México (Comunicación y Humanidades); Severiano Ballesteros (Deportes); Ricardo Gullón (Letras); Enrique Fuentes Quintana (Ciencias Sociales) y Guido Münch (Investigación científica y técnica).

Consulta aquí más noticias de Asturias.