Esta 'app', totalmente adaptada para personas con diversidad funcional visual, interactua de forma autónoma una vez iniciada. El usuario que disponga de ella simplemente tiene que caminar alrededor de la falla y ésta se comunica con él, detectando su posición exacta y mostrándole qué tiene delante mediante una narración de la escena. La aplicación tendrá funcionalidad para la falla grande y la falla infantil.

Los beacons son unos dispositivos que pueden ser tan pequeños como una moneda y que, mediante la tecnología bluetooth que todo usuario dispone en su teléfono móvil o tablet, emiten señales de onda corta -aunque puede alcanzar hasta 50 metros-.

Como si fuera un GPS, cada beacon dispone de una señal única que permite conectar, enviar y recibir información al dispositivo receptor estableciendo un canal de comunicación vivo y personalizado según la localización del usuario y de la baliza.

Consulta aquí más noticias de Valencia.