La detención se produjo cuando una patrulla policial que realizaba labores de prevención en el transcurso de un concierto con motivo del Carnaval de Maspalomas, fueron requeridos por un menor de edad que les informó de que le acababan de quitar su teléfono móvil tras propinarle varios golpes en la cara y produciéndole un enrojecimiento de la misma, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes con los datos aportados por la víctima y dos testigos presenciales de los hechos, localizaron y detuvieron en las inmediaciones al presunto autor, a quien en el cacheo de seguridad practicado no se le localizó el teléfono móvil sustraído.

Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.