Según informa el 112 Galicia, el suceso se registró a las 4,00 horas de esta madrugada en un domicilio situado en la Avenida de Cangas. Al parecer, el afectado se quedó dormido con la olla al fuego y se percató al ver el espacio lleno de humo.

Los efectivos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de O Morrazo aclararon que, a su llegada, había humo acumulado en la cocina, pero no llegó a producirse un incendio.

Fue un familiar quien se puso en contacto con el 112 para pedir asistencia médica para el afectado, que resultó quemado en las manos cuando trataba de trasladar la olla al baño y tratar de sofocar allí el fuego. El hombre necesitó ser trasladado de urgencia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.