Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón
Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua de Aragón EUROPA PRESS

En rueda de prensa, ha expuesto que "ha cambiado el territorio, incluso el consenso y la naturaleza", añadiendo que las últimas decisiones judiciales "han dejado patente que los criterios ambientales han cambiado".

Barba ha expresado que el acuerdo histórico del Matarraña, años atrás, es "el ejemplo" de que cuando prevalecen el diálogo y "la voz" de los aragoneses y los afectados, los proyectos salen adelante, una perspectiva desde la que ha animado a revisar el Pacto.

Ha considerado que "nada se puede hacer imponiendo las visiones de una parte de la sociedad frente a otra" y ha emplazado a "ser capaces entre todos y todas de crear una nueva política del agua".

Ha asegurado que la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua es "un buen ejemplo del diálogo del que hacemos gala en Aragón y del que tenemos una gran historia" ante el "frentismo".

GRUPOS

La portavoz del PP, Mar Vaquero, ha manifestado su "satisfacción" por la celebración de la reunión y ha resaltado "el esfuerzo inversor y el impulso al cumplimiento de los pactos acordados", por parte del Gobierno de España, afirmando que el avance en el Pacto se ha producido sobre todo a partir de 2011, con Mariano Rajoy.

Ha puesto en valor la construcción de estas obras "como herramienta de lucha contra la despoblación" y ha afirmado que la regulación hidráulica contribuye a salvar algunos obstáculos del sector de la agroalimentación. Ha destacado el rechazo de la ministra a un trasvase sin acuerdo previo.

Desde el PSOE, Javier Sada ha defendido el Pacto del Agua. Se ha quejado de que la Comisión de Seguimiento no se haya reunido en cuatro años, tiempo en el que "no se ha iniciado ni una obra".

El PSOE ha expresado su preocupación por la marcha del proyecto de Mularroya y ha apoyado la construcción de Biscarrués, incidiendo en la "gran urgencia" de Almudévar y su plan de restitución. "Jamás el PSOE va a acordar, ni por activa ni por pasiva, un trasvase del Ebro", ha aseverado Sada.

Marta de Santos (Podemos) ha

tildado la reunión de "decepcionante" porque se ha lanzado "el mismo dogma de toda la vida", planteando que hay dos formas de actuar: la "mediación" o seguir redundando en "el conflicto, en promesas que se sabe que no se van a cumplir", de donde derivan las grandes obras.

Ha criticado el apoyo de Tejerina a Biscarrués y ha puesto de ejemplo de mediación el acuerdo histórico de la cuenca del Matarraña, apostando por "un nuevo pacto social del agua".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha dejado claro su apoyo, desde 1992, al Pacto del Agua por su capacidad de generar desarrollo y ha observado que la despoblación se ha frenado donde han llegado las obras hidráulicas.

Ha animado a descontaminar el río Gállego de lindano y a beneficiar a los municipios de las reversiones de las concesiones de saltos hidroeléctricos, así como a vigilar los caudales ecológicos.

En representación de Cs, Jesús Sansó ha abogado por "actualizar el mensaje" y abandonar "la utilización partidista del agua en Aragón" porque "los aragoneses piden soluciones concretas a problemas muy determinados", emplazando a terminar las obras pendientes.

El diputado de CHA, Gregorio Briz, ha considerado "ineludible" realizar una revisión del Pacto porque "ha llovido mucho" desde 1992, e insertar esa revisión en un nuevo Plan Hidrológico Nacional y "un gran Pacto del Agua". Ha rechazado el proyecto de Biscarrués.

La diputada de IU, Patricia Luquin, ha afirmado que el Pacto del Agua no puede ser como "las tablas de Moisés, que no se puede modificar porque se llegó a un consenso", animando a "adecuarnos a la propia realidad y no realizar políticas hidráulicas del siglo XIX en el XXI".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.