El programa Ciudades Amigas de la Infancia pretende impulsar y promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito local y fomentar el trabajo en red entre los distintos municipios que forman parte de la iniciativa.

El objetivo es que administraciones y gobiernos desarrollen e implementen estrategias para el bienestar de los menores defendiendo sus derechos, fomentando su participación y haciendo de las ciudades entornos más habitables, especialmente para los más jóvenes, según han explicado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado.

Así, entre las condiciones para llegar a ser Ciudad Amiga de la Infancia se encuentra el fomento de la participación infantil en los espacios reservados para ello, apoyar la creación de planes de infancia municipales, impulsar políticas en beneficio de los niños o promover el trabajo en red entre los miembros de la iniciativa.

El concejal de Servicios Sociales, Francisco José Martín, ha explicado que "hace un tiempo se aprobó en pleno adherirnos a las Ciudades Amigas de la Infancia. Fuengirola en estos momentos es ciudad adherida, pero no aún reconocida porque hay que cumplir una serie de parámetros en los que estamos y venimos trabajando desde hace varios meses".

También ha recordado que la pasada semana se celebró una comisión de trabajo en el Ayuntamiento en que se dieron cita concejales o/y técnicos de las distintas áreas implicadas como son Educación, Juventud, Obras, Playas, Cultura, Parques y Jardines, Deportes, Servicios Sociales y Hacienda. Vamos a intentar conseguir este distintivo y tenemos de plazo hasta finales del mes de abril.

"Por tanto, hay que seguir trabajando para presentar nuestro proyecto y obtener este sello que otorga Unicef. Esperamos que así sea porque es un proyecto muy importante para todos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.