El sindicato ha señalado que, con esta propuesta, la empresa, que fue la que presentó el recurso, "recortaba derechos de casi todos los artículos del convenio estatal de instalaciones deportivas".

Según ha indicado CCOO en una nota de prensa, "hace más de dos años que Ebone intentó y consiguió imponer al comité de empresa la firma de un convenio propio", que suponía, ha agregado, "una importante merma salarial" para los trabajadores.

Las dos representantes del comité por CCOO, junto a un asesor del sindicato, se retiraron de la negociación, "respaldados por un grupo de trabajadores que se movilizaron para parar esa firma".

Aunque el resto del comité que era mayoría lo firmara, esta sección sindical llevó el convenio al TSJA, que lo declaró nulo. "La empresa tuvo que reconocer por escrito que volvía a aplicar el convenio estatal, pero recurrió la sentencia al Tribunal Supremo, que ha desestimado el recurso, ratificando su nulidad", ha concluido CCOO.

Consulta aquí más noticias de Granada.