En una nota, la APBC ha recordado que se trata de 45.000 metros cuadrados de superficie de la nueva terminal de contenedores han sido concesionados a Concasa para su explotación.

Entre las condiciones de la concesión se incluía el compromiso por parte de la APBC de pavimentar la explanada y completar la urbanización del entorno, cuyos proyectos y dirección de obra ahora se licitan, ha señalado.

Asimismo, ha indicado que en previsión de una futura ampliación de la concesión o de concesiones distintas, la Autoridad Portuaria plantea que la urbanización de toda la terminal sea definida de manera conjunta y complementaria, incluyendo el nuevo PIF, que también se encuentra en ejecución y que necesita de esta urbanización.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria ha licitado también la contratación de los servicios consistentes en el análisis conjunto de los incidentes constructivos y de las medidas llevadas a cabo en relación con las obras del acceso a la nueva terminal de contenedores de Cádiz que está parcialmente ejecutado y cuyo contrato se encuentra resuelto. El presupuesto de licitación asciende a 30.000 euros, iba excluido, con un plazo de realización de un mes.

El objetivo de esta licitación, según ha explicado la APBC, es comprobar si existen o no los restos metálicos que impidieron ejecutar y finalizar la obra o, en su caso, otros elementos de dureza significativa que impidieran llevar a cabo los trabajos contratados, así como analizar los motivos de la aparición de las dos vías de agua localizadas, que han provocado la inundación del túnel y analizar el alcance de los defectos detectados en la ejecución de las pantallas, así como las causas que han motivado su aparición.

Para ello, el adjudicatario deberá analizar la información de las campañas geotécnicas del proyecto, así como de las campañas complementarias y ensayos ejecutados durante el desarrollo de las obras, según ha señalado la APBC.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.