Fachada del Ayuntamiento de Sevilla
Fachada del Ayuntamiento de Sevilla EUROPA PRESS - Archivo

El Consistorio ha realizado una investigación, apoyada en especialistas en Memoria Histórica, que cifra en 479 el número de trabajadores municipales que padecieron estas represalias, y a quienes se les abrió expedientes "repletos de injurias, que con el merecido acto de desagravio y homenaje quedarán oficialmente corregidos y restablecida su dignidad y profesionalidad", según ha comentado la delegada del ramo, la socialista Adela Castaño.

La Delegación realiza un llamamiento a todos los familiares de aquellos empleados públicos represaliados del Ayuntamiento para que asistan al act, donde se entregarán las actas ministeriales de rectificación, depuración y reparación de expedientes por parte del Ministerio de Justicia. Además, añade que se informará próximamente sobre la fecha concreta.

Con tal acto, se cumple un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de fecha de 29 de abril de 2016 que pedía al Ministerio de Justicia la expedición de la declaración de reparación y reconocimiento personal prevista en la Ley de Memoria Histórica para los empleados municipales sancionados y depurados por motivos políticos por la comisión gestora de esta institución, en 1936.

"Se trata de reparar la injusticia histórica y el atentado a los derechos de 290 [Sic] empleados municipales, que pervive aún hoy en sus expedientes personales en este Ayuntamiento de Sevilla en el que perdieron su puesto de trabajo como víctimas de la depuración del régimen franquista", según reseña el acuerdo plenario.

El dato total de funcionarios y empleados del Ayuntamiento expulsados que recogía ese acuerdo plenario ascendía a 290, de ellos 14 mujeres. Sin embargo, de las investigaciones realizadas desde entonces por el Ayuntamiento, revisando todas las actas de aquella Comisión Gestora resulta que número se eleva finalmente a 479.

"En aquella época, los empleados municipales tenían un gran prestigio ante la sociedad, puesto que sus competencias abarcaban servicios públicos tan importantes como la salubridad", ha explicado Castaño.

Tienen derecho a solicitar la declaración las personas afectadas y, en caso de que las mismas hubieran fallecido, el cónyuge o persona ligada por análoga relación de afectividad, sus ascendientes, sus descendientes y sus colaterales hasta el segundo grado, además de las instituciones públicas que así lo acuerden.

Los familiares que necesiten información sobre los procedimientos o el acto que se está preparando pueden dirigirse a la Oficina de la Memoria Histórica en su sede ubicada en la primera planta del Edificio Laredo, en la Plaza de San Francisco, o a través del correo electrónico 'oficinamemoriahistorica.ayto@sevilla.org'.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.