La detención se produjo después de que una llamada al teléfono 091 del personal de seguridad de un establecimiento comercial del barrio de Arenales informara de que habían reducido a una mujer que minutos antes había intentado hurtar numerosos productos, además de insultar y forcejear con uno de los vigilantes del establecimiento al ser sorprendida, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes que se desplazaron al lugar se entrevistaron con los vigilantes de seguridad, que les manifestaron que habían sido requeridos por varios clientes del establecimiento comercial tras observar a una mujer ocultándose varios productos entre sus ropas.

Además, tras el forcejeo con la agresora, uno de los vigilantes de seguridad fue atendido en un centro de salud de la capital grancanaria debido a las lesiones sufridas cuando intentaba impedir que la mujer huyera del lugar.

Finalmente, los agentes detuvieron a la presunta autora de un delito de robo con violencia e instruido el correspondiente atestado policial fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.