En umbral de alerta se encuentran ahora tres puntos de medida: el Arlanza en Peral de Arlanza (Burgos), con 198 metros cúbicos por segundo; el Eresma a la altura del municipio segoviano de Coca, con 71 m3 por segundo, y el Támega a su paso por la localidad orensana de Rabal, donde lleva 98 metros cúbicos por segundo, según han informado fuentes de la CHD.

En los tres casos se prevé un descenso de caudales durante la jornada de hoy.

Otros ríos que a última hora de la tarde de ayer estaban en alerta y han recuperado niveles de normalidad en las últimas horas, aún con volúmenes altos, son el Bernesga en Alija de la Ribera y el Cea en Sahagún, ambos en la provincia de León, y el Pisuerga medido en la estación de aforos de Cordovilla (Palencia).

La crecida del Arlanza ya se está incorporando al río Pisuerga, de manera que este último va a experimentar un significativo incremento de caudal según avance esa punta por las provincias de Palencia y Valladolid, motivo por el cual la CHD presta especial vigilancia a su evolución.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.