La protesta, que tendrá lugar de 16.00 a 18.00 horas en la calle Diputados, frente al Palacio de La Aljafería, pretende que la ministra escuche la voz de los afectados por trasvases y embalses y de los defensores de los ríos vivos, así como distintos reclamos sobre Biscarrués, Mularroya y el recrecimiento de Yesa.

"No entendemos que se continúe intentando mantener vivo el pacto del agua de Aragón, un documento que se ha convertido en auténtico papel mojado, basado en principios de gestión del agua caducos y propio de tiempo pasados, y sin consenso político ni social", han advertido desde la Coordinadora.

En este sentido, COAGRET va a aprovechar el encuentro para entregar a la ministra un documento en el que se recoge un resumen de las razones y argumentos para descartar los embalses de Biscarrués, Yesa y Mularroya, lo que supondría un ahorro de mil millones de euros, según han comentado.

Respecto a Biscarrués, la Coordinadora ha manifestado que el único contenido posible que debería tener la reunión debería ser el dar cuenta de la sentencia de la Audiencia Nacional de julio de 2017, que anuló el anteproyecto del embalse y la declaración de impacto ambiental.

Asimismo, han defendido que se debería trasmitir lo absurdo de destinar dinero público a una obra que no sostiene un análisis coste beneficio, y que produciría un gravísimo impacto ambiental y socioeconómico en la zona; y que las Cortes de Aragón den este lunes el carpetazo definitivo a esta obra.

Sobre Mularroya, COAGRET ha declarado que se debería asumir la existencia de sentencias previas que han establecido que las afecciones medioambientales del proyecto son inasumibles. "Intentar quebrar los principios de igualdad ante la justicia de la ciudadanía mediante triquiñuelas y articulación de marcos normativos a la carta es impropio de un auténtico estado de derecho".

Por último, también ha tenido en cuenta al recrecimiento de Yesa en sus reivindicaciones, para el que han considerado necesario que las fuerzas políticas aragonesas y la ministra Tejerina asuman que es un proyecto "imposible". En este sentido, han detallado que nunca se podrá garantizar la seguridad aguas abajo y que no es racional una obra que ha cuadruplicado su presupuesto.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.