A esta conclusión ha llegado el Servicio de Política Económica, dependiente de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, tras analizar los datos de distintos organismos públicos y privados.

Los especialistas prevén para el presente año la continuación de unas tasas de crecimiento "sólidas" y con una base "amplia" y consideran que ello se reflejará en el mantenimiento de los indicadores positivos en cuanto a la creación de empleo.

El informe de coyuntura económica, que hace referencia a la previsión para el presente ejercicio, señala que la economía canaria sigue contando con una serie de fortalezas que la sitúan en una posición favorable de cara al crecimiento en 2018.

El archipiélago es una región especializada en el turismo, para el que se prevé que continúe presentando dinamismo, si bien de forma desacelerada respecto a los importantes niveles de crecimiento de años anteriores, con un comportamiento más dinámico del turismo peninsular que del extranjero, recoge el informe.

Los indicadores señalan que continuará creciendo la demanda interna y el mercado de trabajo. Y el informe sostiene que Canarias sigue cumpliendo con sus compromisos en materia de estabilidad presupuestaria, con lo cual no serán necesarios grandes esfuerzos en esta materia, de forma que el gasto público no será una rémora para el crecimiento.

También se hace referencia a que las empresas canarias han aumentado progresivamente la confianza, como así apunta el Índice de Confianza Empresarial (ICE), que se ha situado en el primer trimestre de 2018, tras el último trimestre de 2017, en los mayores niveles desde el comienzo de la serie en 2013, en sintonía con la percepción de la situación actual, así como de las expectativas futuras.

Tras el análisis de los datos, el Servicio de Política Económica señala que la demanda de consumo público presentará una repercusión positiva sobre el crecimiento, al presupuestarse unas mayores dotaciones que las del pasado año.

Se prevé la continuación de la progresión de la inversión empresarial no residencial en equipo para renovar la capacidad productiva en un entorno de mejoría de la confianza y de la rentabilidad empresarial, se asegura en el informe.

Adicionalmente se producirá el acometimiento de nuevos proyectos de inversión, destacando la instalación de nuevos parques eólicos con una inversión prevista en torno a 180 millones de euros. La aprobación de la revisión del Reglamento General de Exenciones por categorías y la probable aprobación de la renovación del REF económico contribuirán de forma positiva a la inversión a través de una mejor planificación de los proyectos de inversión.

FACTORES DE INCERTIDUMBRE

No obstante, señala el documento, no hay que obviar que la economía canaria se sigue enfrentando a factores de incertidumbre que podrían limitar el crecimiento, entre otros una serie de riesgos a nivel internacional, entre ellos los efectos del brexit al margen de posibles correcciones en los mercados de divisas.

También a nivel de España permanecen incertidumbres institucionales ligadas a la aprobación de los presupuestos y persiste también la incertidumbre sobre el impacto económico de las tensiones políticas en Cataluña, aunque en un principio se prevé que sea limitado.

En este sentido, los técnicos del Gobierno de Canarias han analizado los datos difundidos por el BBVA, que estima que frente a un impacto medio a nivel nacional de una desaceleración de -0,8 %, en el caso de Canarias el impacto estimado para 2018 será inferior y se situará entre el -0,3 y -0,4%.

Por otro lado, los especialistas opinan que algunos de los factores que han contribuido a la aceleración de la actividad se van a difuminar en mayor o menor medida.

El trabajo económico apunta que la actual situación en términos negativos del Euribor continuará produciendo que las revisiones a la baja de las cuotas hipotecarias se sigan produciendo y, por otro lado, cabe esperar que a lo largo de 2018 continúe la mejoría de la actividad crediticia ligada en mayor medida a procesos de inversión.

Queda pendiente, sin embargo, la posibilidad de un cambio en la orientación de la política monetaria del BCE a finales de 2018, lo cual afectaría al poder de compra de los agentes económicos al encarecer los costes del apalancamiento, señalan.

PARO ELEVADO.

El mercado de trabajo, aunque continuará con su mejoría, proseguirá en unas cifras de paro elevadas en un contexto histórico y seguirá limitando una mayor expansión del consumo y de la inversión de los hogares.

El gradual incremento de la tasa de inflación pasados unos meses, si bien no de forma intensa, provocará una moderación del aumento en la capacidad de compra de las familias.

Teniendo todo ello en cuenta, indican los especialistas, se prevé que en 2018 el crecimiento económico en Canarias continúe de forma sólida y que siga liderado por el sector exterior y, en particular por el turismo.

Esta actividad se vería complementado por un comportamiento positivo de la demanda interna, sustentada en el consumo, gracias a la mejoría del mercado de trabajo, de la confianza de los consumidores y de unas menores necesidades de ajustes de los balances, y de la inversión, en un entorno de crédito menos restrictivo y de elevada confianza empresarial.