Los agentes requisan las cajetillas de la maleta
Los agentes requisan las cajetillas de la maleta GUARDIA CIVIL

Según la Comandancia, agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) del aeropuerto de Alicante-Elche, llevaron a cabo una operación para evitar la entrada de tabaco de contrabando a través del aeropuerto.

Estos agentes tuvieron conocimiento de que un pasajero procedente de un vuelo de Varsovia (Polonia) con destino València, pero desviado finalmente a Alicante, pretendía introducir una cantidad ingente de cajetillas de tabaco ilegal.

Para ello, se estableció un dispositivo para controlar al pasaje desde el mismo momento de la bajada del avión, y durante la recogida del equipaje.

En una vigilancia discreta, llamó la atención un hombre que esperaba sus maletas. Su perfil podría coincidir con el de los habituales contrabandistas que intentan introducir tabaco en la Unión Europea.Mientras esperaban, se acercó una mujer para hablar brevemente con él, como si le consultara algo.

Una vez que terminaron de recoger sus respectivos equipajes, los agentes de la Guardia Civil solicitaron a estas personas que abrieran sus equipajes para comprobar lo que había en su interior.

Dentro de las maletas de grandes dimensiones que el hombre había facturado a su nombre, había sólo y exclusivamente cajetillas de tabaco de distintas marcas. Tras comprobar el equipaje de la mujer, la Guardia Civil pudo constatar que entre estas dos personas sólo había existido una mala casualidad, ya que ella simplemente le había preguntado una duda turística.

En total, se contabilizaron 2.350 unidades, el mayor alijo incautado a un solo pasajero, que habría alcanzado un valor en el mercado de casi 11.000 euros.

La Guardia Civil en colaboración con el Servicio de Aduanas del aeropuerto de Alicante-Elche, han instruido un acta a este hombre ucraniano de 27 años por una infracción administrativa de contrabando de tabaco.

Consulta aquí más noticias de Alicante.