Los juzgados y tribunales de Cantabria recibieron durante el pasado año un total de 75.203 asuntos, un 3% más que en 2016 y aumento superior al registrado en el conjunto del país (1,14%).

Ese incremento de pleitos responde, fundamentalmente, al aumento de asuntos que se ha registrado en la jurisdicción civil, del 11,4%, y que ha situado a los órganos de primera instancia de Cantabria en el primer lugar en litigiosidad de toda España, convirtiéndose en los que más procedimientos reciben en relación a la población: 54,8 por cada mil habitantes, frente a una media nacional de 43,8.

En este aumento han tenido un papel relevante las demandas relacionadas con acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física -por ejemplo, las cláusulas suelo- y que el verano pasado empezó a ventilar el refuerzo conocido como Juzgado de Primera Instancia nº 2 bis de Santander.

Así se desprende del informe sobre la situación de los órganos judiciales que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que hoy se ha dado a conocer con los datos del cuarto trimestre y de la anualidad completa.

Durante el periodo analizado se resolvieron en Cantabria un total de 73.004 asuntos y se dictaron 71.849 resoluciones judiciales, entre sentencias (20.651), autos (29.853) y decretos (21.345).

Así, la resolución bajó un 4,9% respecto a 2016 -a nivel nacional también fue menor, un 4,3% menos-, y su tasa, la que pone en relación los asuntos resueltos y los ingresados, se situó en 0,97, una centésima menos que la media nacional.

No obstante, si se analiza esta tasa por jurisdicciones, la penal y la contencioso-administrativa sí resolvieron todo lo que les entró y un poco más, colocándose por encima de la media -tasas de 1,01 y 1,03, respectivamente-, mientras que la social fue de 0,96 y la civil se quedó en 0,93.

Por otro lado, a 31 de diciembre los juzgados y tribunales de Cantabria seguían tramitando un total de 23.257 asuntos, un 10,3% más que en 2016, mientras que en el conjunto de España estos asuntos representaban un 6,5% más que un año antes.

Este incremento de asuntos en trámite responde en su totalidad al peso de la jurisdicción civil, que fue la que experimentó un importante incremento en la entrada.

Así, mientras que los asuntos en trámite disminuyeron un 4,6% en penal, un 1,2% en contencioso-administrativo y fueron similares a un año antes en social, a 31 de diciembre los órganos civiles de la región tenían en trámite un 22% de asuntos más que los que se encontraban en esa situación a finales de 2016.

No obstante, la tasa de pendencia -que pone en relación los asuntos que permanecen en trámite al final del periodo con los resueltos- fue en Cantabria de 0,32, la cuarta más baja de España y lejos de la media nacional, que se situó en 0,41.

LITIGIOSIDAD Y CONGESTIÓN

La tasa de congestión, al igual que la de pendencia, arroja cifras que colocan a Cantabria entre las comunidades autónomas con mejor situación.

Así, al poner en relación el total de asuntos por resolver -los que ya estaban en el juzgado al comienzo del periodo y los nuevos que entraron en 2017- con los que se resuelven, nuestra región se encuentra entre las que menos congestión tienen.

Mientras que la media española está en una ratio de 1,41, Cantabria se sitúa en 1,32, solo por detrás de Navarra (1,27) y Asturias (1,29).

Esta baja congestión se observa en todas las jurisdicciones, y en el caso de los órganos contencioso-administrativos, los cántabros son los que se encuentran en mejor situación de toda España junto con los extremeños (1,48).

Esta buena posición de Cantabria contrasta con los datos de litigiosidad, en los que se analizan los asuntos planteados en cada territorio por cada mil habitantes, ya que tradicionalmente ésta es una de las regiones donde más se pleitea.

Frente a una media nacional de 126,1 asuntos presentados, en Cantabria la litigiosidad se sitúa en 129,6, por detrás de Canarias (164,5), Andalucía (154,1) y Baleares (138,6).

Por jurisdicciones, cabe indicar, de nuevo, que en civil Cantabria es la comunidad con mayor litigiosidad (54,8 asuntos por cada mil habitantes), seguida de Asturias (51,3) y Canarias (50,8).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.