Los hechos sucedieron en una vivienda de la ciudad, donde varias personas compartían habitaciones alquiladas. Así, una de ellas fue la

que requirió la ayuda policial, ya que estaba escuchando una fuerte bronca entre una pareja que también reside en la casa.

La Policía Nacional acudió al domicilio, donde un varón recibió a los agentes y les dijo que a altas horas de la madrugada había escuchado en la habitación contigua a la suya cómo un hombre amenazaba, insultaba y discutía con una mujer.

Relató también a los policías que cuando salió de su habitación para ver qué sucedía se topó con el presunto agresor, quien le dijo que se metiera en su habitación mientras le amenazaba de muerte con un cuchillo, por lo que tuvo que refugiarse en la misma.

Los agentes llamaron entonces a la puerta de la habitación de la pareja y se toparon con un hombre en actitud hostil que reconoció haber discutido con su pareja, mientras la mujer presentaba hematomas en ambos pómulos y se hallaba en estado de shock. La habitación estaba revuelta y con numerosos muebles rotos esparcidos por el suelo.

Ante ello, la policía detuvo al presunto autor de los hechos por delito de amenazas graves y malos tratos en el ámbito familiar.

Consulta aquí más noticias de Burgos.