Loli García Y Raúl Arza
Loli García Y Raúl Arza EUROPA PRESS

Los secretarios generales de CCOO Euskadi, Loli García, y de UGT Euskadi, Raúl Arza, han llamado esta viernes a su afiliación y a la ciudadanía en general a sumarse a las manifestaciones convocadas por las plataformas de pensionistas y jubilados el próximo 17 de marzo, en las tres capitales vascas, con el objetivo de "doblegar al Gobierno" y obligarle a derogar la reforma de 2013, cuya "única finalidad es devaluar y empobrecer las pensiones de hoy y del futuro".

En rueda de prensa conjunta, Loli García ha afirmado que, tanto para CCOO como para UGT, las pensiones públicas son "totalmente viables" y, aunque el sistema de pensiones se encuentra actualmente en una situación "deficitaria", este "déficit es coyuntural y obedece, de una manera importante, a la pérdida de cotizantes durante la crisis". "La causa del desequilibrio financiero es, sobre todo, la insuficiencia de ingresos a causa de la caída de las cotizaciones y del empleo que se está generando", ha advertido.

Además de ser "viables", García ha defendido que las pensiones públicas "son sostenibles" y desde los poderes públicos "están obligados a garantizar la financiación que demanda el sistema". Así, ha reclamado que el Estado "debe garantizar el pago de las pensiones con los recursos necesarios, bien sea con las cotizaciones sociales o con impuestos generales allí donde éstas no lleguen".

La responsable de CCOO ha manifestado también que las pensiones públicas "no están en peligro", y ha criticado que la "reforma unilateral" de 2013 por parte del Gobierno central y "los cambios que regulan el factor de sostenibilidad y el incremento de las pensiones solo del 0,25% no buscan garantizar las pensiones, sino que persiguen un cambio profundo del modelo social, con el objetivo de devaluarlo y de empobrecer las pensiones de hoy y del futuro".

Por ello, ha señalado la necesidad de "eliminar la reforma unilateral del Gobierno en 2013 en dos cuestiones fundamentalmente, en el índice de revalorización que tiene que ver con el 0,25%, que es totalmente insuficiente y no garantiza el poder adquisitivo de las pensiones públicas, y el factor de sostenibilidad que va a hacer que las pensiones del futuro se reduzcan de manera importante".

García ha hecho un llamamiento a la afiliación y al conjunto de la ciudadanía a participar en las manifestaciones convocadas el 17 de marzo en Bilbao (17.00 horas desde el Ayuntamiento), en San Sebastián (18.00 horas desde Alderdi Eder), y Vitoria (12.00 horas desde Artium).

Por su parte, Raúl Arza ha señalado que con la "recuperación económica aumenta sustancialmente el número de trabajadores, pero la cotización no aumenta al ritmo del número de cotizantes", porque "las nuevas cotizaciones son entre un 40 y un 50% más bajas que las de los trabajadores que abandonan el puesto de trabajo para la jubilación".

Tras insistir en que España "no tiene un problema de gasto en pensiones", ya que "invierte del PIB 3 y 4 puntos por debajo de países del entorno", sino que tiene "un problema de ingresos", Arza ha recordado las medidas planteadas por UGT y CCOO, entre ellas "destopar el grupo 1 de cotización" o que los gastos de las Tesorería General de la Seguridad Social y del Instituto Nacional de la Seguridad Social "no se paguen con cotizaciones, sino vía presupuestos", con lo que se podrían aumentar los ingresos "alrededor de 16.000 millones" y "estaríamos hablando de un escenario totalmente".

Asimismo, al igual que García, el responsable de UGT Euskadi ha apostado por "dedicar una parte de nuestros impuestos a complementar el sistema de pensiones", en el caso de que las cotizaciones no sean suficientes.

RECUPERAR PODER ADQUISITIVO

Arza ha señalado que la subida del 0,25% de las pensiones es "la punta del iceberg de las reformas de 2013", porque "es importante recuperar el poder adquisitivo de las pensiones al IPC de noviembre, pero UGT y CCOO quieren "un pacto social por las pensiones" porque

"es un tema que afecta a 9 millones de españoles y casi 500.000 vascos". Así, ha recordado que en Euskadi "hay 198.000 pensiones por debajo del salario mínimo interprofeisonal, que son 735,89 euros".

El dirigente de UGT Euskadi ha hecho también un llamamiento a afiliados y simpatizantes del sindicato, así como al conjunto de la ciudadanía a movilizarse porque el asunto de las pensiones "no es un tema de los pensionistas, sino del conjunto de la clase trabajadora y de la sociedad".

"Hay una marea social que exige cambios en profundidad, como se está viendo con las movilizaciones de los pensionistas y jubilados, y lo siguiente debe ser una respuesta contundente de los trabajadores contra la precariedad laboral, porque no puede ser que en Euskadi, vaya bien o vaya mal la economía, más del 90% de los contratos sean temporales", ha dicho.

Arza ha señalado la necesidad de "doblegar al Gobierno para que derogue la reforma de 2013". "Creo que estamos en disposición, hay una mayoría suficiente en el Congreso para derogar la reforma de 2013 y a esa mayoría le pedimos que dé el paso a presentar de una vez proposiciones de Ley para derogar la reforma, más allá de proposiciones no de Ley que son meras declaraciones", ha afirmado.

Según ha insistido, "ya es un clamor popular recuperar la subida de las pensiones en base al IPC", ya que el incremento del 0,25% "supone un gasto de alrededor de 315 millones, y la subida en torno al 1,6% supondría de 1.800 a 1.900 millones". "No entendemos como el Gobierno tiene dinero para recuperar las autopistas y no para subir las pensiones un 1,6%, porque no estamos pidiendo ninguna barbaridad", ha añadido, para destacar que en Euskadi "el 51,78% de las pensiones están por debajo de 1.000 euros, por lo que sería una subida muy pequeña".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.