La Policía Foral ha detenido en los últimos días a cinco varones por agredir presuntamente a mujeres. En todos los casos se han remitido los correspondientes atestados a distintos juzgados de instrucción y violencia contra la mujer.

La primera detención la realizaron agentes de la Brigada Asistencial en Pamplona, concretamente un vecino de origen moldavo de 33 años. La víctima denunció haber sufrido insultos y golpes por parte de su marido, no siendo la primera vez que ocurría. El denunciado fue citado por los agentes instructores para acudir la comisaría central de Policía Foral, donde fue detenido.

En Valtierra se ha detenido a un vecino de 37 años, origen ecuatoriano y con antecedentes relacionados. Agentes de seguridad ciudadana acudieron a un domicilio donde se estaba produciendo una posible agresión a una mujer. El hombre presentaba arañazos y la mujer una contusión en un ojo. Aunque en un principio indicó su intención de presentar denuncia, finalmente no lo hizo, por lo que se informó de oficio a un juzgado de Tudela.

En Tudela, agentes de seguridad ciudadana han detenido a un vecino de 37 años como presunto autor de un delito de abusos sexuales. Los hechos sucedieron en un establecimiento de ocio de la localidad, donde un cliente intentó propasarse con una empleada, llegando a realizarle tocamientos sin su consentimiento. La víctima solicitó presencia policial y la patrulla, tras entrevistarse con las partes, detuvo al presunto agresor. Posteriormente, pasó a disposición judicial y se le impuso una prohibición de acercamiento a la víctima, ha informado la Policía Foral.

También en Tudela, agentes de la Policía Municipal pusieron a disposición de la Policía Foral en calidad de detenido a un vecino de la capital ribera, de 40 años y origen dominicano. Los hechos ocurrieron en una discoteca, donde según varios testigos el presunto autor golpeó a la víctima provocándole una pérdida de consciencia. El varón huyó del lugar y fue detenido en su domicilio por agentes locales.

Finalmente en Carcastillo ha sido detenido un vecino de 40 años y origen boliviano. Agentes de seguridad ciudadana adscritos a la comisaría de Tafalla lo apresaron en su domicilio después de que su mujer le denunciara por supuestamente haberla golpeado.

Con estos cinco detenidos son ya 63 las personas arrestadas por la Policía Foral en lo que llevamos de año por violencia de género y doméstica.

Consulta aquí más noticias de Navarra.