La invasión del carril contrario de uno de los vehículos podría ser la causa de la colisión frontal de dos turismos que ha tenido lugar este viernes en Toledo y que ha afectado a seis jóvenes, aunque por el momento se están investigando las causas del mismo.

Según ha informado el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa, los conductores de ambos vehículos fueron sometidos a prueba de alcohol y drogas, arrojando resultado negativo en ambos casos. Durante las labores de excarcelación y retirada de vehículos fue preciso la regulación del tráfico en esa zona.

Los heridos fueron evacuados al Hospital Virgen de la Salud con diversos traumatismos sin que peligre la vida de ninguno de ellos, según la valoración inicial que los servicios médicos trasladaron a los agentes de Policía. El resto de implicados también fue atendido por personal sanitario.

Efectivos de la Policía Local y de los bomberos intervenieron en este siniestro que se produjo sobre las 00.01 horas de este viernes, se ha saldado con seis heridos y que precisó la excarcelación de tres de los ocupantes de uno de los dos vehículos implicados.

La Policía Local tuvo conocimiento del suceso por una llamada alertando de un fuerte golpe en la avenida de Castilla-La Mancha, a la altura de la piscina cubierta. Una unidad se desplazó al lugar de los hechos confirmando la colisión frontal entre dos turismos marca Chryrsler y BMW.

En el primero de ellos viajaba un conductor, de 22 años y vecino de Burguillos, que, en el momento de llegar la Policía, ya se encontraba fuera del vehículo. En el otro turismo viajaban cinco jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 26 años, cuatro chicas y el conductor varón, vecino de Nambroca, que, junto con dos de las ocupantes en las plazas traseras, se encontraban atrapados en el interior del habitáculo, con lesiones, pero conscientes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.