Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos tuvieron lugar cuando los agentes detectaron que se estaba produciendo un alijo en el puerto de la Atunara. Así, cuando estaban entrando en el lugar para su interceptación, encontraron varios vehículos que salían del recinto a gran velocidad, así como que un grupo de persona se dispersaba corriendo y se introducían en las viviendas aledañas.

Los agentes en los vehículos oficiales iniciaron una persecución a los vehículos huidos hasta el polígono del Zabal, donde interceptaron a uno, huyendo sus ocupantes sin poder ser interceptados pese a la intensa búsqueda realizada en la zona.

En el vehículo, sustraído en Almería en noviembre de 2017, se intervinieron 16 fardos de hachís, que arrojaron un peso tal de 480 kilos. Asimismo, la Guardia Civil mantienen una investigación abierta para la detención de los narcotraficantes implicados en alijo del droga.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.