La Policía Nacional ha detenido en Vigo a cinco personas acusadas de introducir de forma irregular en España a mujeres extranjeras a las que, una vez en el país, obligaban a ejercer la prostitución para sufragar los gastos de su llegada a Europa.

Según ha informado este jueves la Comisaría de Vigo, los arrestados, tres varones y dos mujeres, se enfrentan a varios delitos relativos a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Así, estas personas captaban a víctimas en América Latina a las que prometían que les facilitarían su traslado a Europa, donde podrían trabajar y mejorar su situación económica.

Cuando eran convencidas, los implicados empleaban cartas de invitación para que pudiesen entrar en España, donde eran recogidas y obligadas a ejercer la prostitución en diferentes locales de alterne para "abonar la deuda que habían contraído con la organización".

En caso de negarse, las mujeres "eran sometidas tanto a violencia física como psíquica" por parte de los integrantes de la red, que incluso llegaban a proferir amenazas hacia los familiares de las víctimas que permanecían en su país.

INVESTIGACIÓN

La investigación arrancó a comienzos de este año, cuando funcionarios de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Vigo descubren que puede haber mujeres coaccionadas para ejercer la prostitución en locales de alterne del sur de Galicia.

De este modo, la Policía Nacional articuló un seguimiento a los encargados de los establecimientos sospechosos en el que constataron que las mujeres que allí trabajaban eran sometidas "a un férreo control".

Asimismo, los investigadores descubren que la organización contaba con enlaces en diversos países de América Latina, donde se realizaban tareas de "captación" de mujeres a las que se ofrecía "una visión idílica sobre las posibilidades de trabajo y condiciones económicas de Europa".

'OPERACIÓN ANDRÓMENA"

Así las cosas, una vez identificados los diferentes miembros de la red y definida su función o rol en ella, la Comisaría de Vigo puso en marcha la 'Operación Andrómeda', que derivó en el registro coordinado de los locales sospechosos y la detención de sus responsables.

Los arrestados, que cuentan con antecedentes penales, fueron trasladados el pasado jueves a dependencias policiales, donde prestaron declaración antes de quedar a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo.

Según informa la Policía Nacional, la investigación no está cerrada, por lo que no se descarta que se produzcan nuevas detenciones.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.