En respuesta a la patronal, UGT Galicia ha esgrimido que, pese a haber diferentes reuniones en el Consello Galego de Relacións Laborais con la participación de los sindicatos para trabajar en un acuerdo marco interprofesional de ámbito autonómico sobre igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, éste no fue posible "ante la cerrazón de los empresarios".

No en vano, les han acusado de "supeditar siempre la puesta en marcha de acciones positivas para la consecución de la igualdad plena entre hombres y mujeres a las necesidades de las empresas en materia de competitividad y productividad".

"No es razonable afirmar que, por ejercer un derecho legítimo como es el de huelga, se teme por un acuerdo, cuando éste, a día de hoy es inviable, ya que la representación del a CEG impidió cualquier avance para garantizar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, mediante la implantación de medidas de ordenación de tiempo de trabajo y adaptación de la jornada que permitan una conciliación real de los trabajadores", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.