Esta es una de las medidas de sostenibilidad interna que el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local está abordando con un doble objetivo, "reducir el consumo de recursos y el impacto ambiental de su actividad y, además, dar ejemplo desde la administración con unas prácticas más sostenibles", ha destacado el Ejecutivo foral en una nota.

La iniciativa partió del propio colectivo de guardas forestales que consideran estos vehículos de gran utilidad para sus desplazamientos por la Comarca de Pamplona. En la demarcación de Pamplona existen actualmente más de 35 kilómetros de parque fluvial, 53 kilómetros de Camino de Santiago, unido a una gran cantidad de pistas de concentración parcelaria. Las bicicletas estarán disponibles para todo el personal del Departamento en la sede de Miluze.

Guarderío realizará sobre pedales labores como el control de pesca, campeonatos, furtivismo, el seguimiento de especies invasoras, control caminos y vías pecuarias, detección de vertidos, recogida puntual de fauna, asesoramiento al ciudadano, educación ambiental, control de huertas y barbacoas y seguimiento de pelusa de chopo, entre otras.

Desde Medio Ambiente se considera que "esta iniciativa pionera va a permitir una mayor cercanía al territorio y el acceso a lugares no aptos para vehículos a motor". Además, la medida supondrá "un ahorro económico y energético, la disminución de emisiones de CO2 y otros gases nocivos y una mayor visibilidad del guarderio forestal".

Consulta aquí más noticias de Navarra.