Así, más de 18.300 personas faltan a trabajar cada día sin baja médica en Castilla y León, aunque en total son 47.900 las que no acuden diariamente a su puesto de trabajo en la Comunidad, lo que supone un coste anual de 2.804 millones de euros a las empresas de la región

En el conjunto del país, casi 250.000 personas, el equivalente al 1,3 por ciento de los ocupados, faltaron a trabajar cada día del último trimestre de 2017 sin tener una baja médica.

Incluyendo tanto el absentismo con baja médica como sin ella, son más de 820.000 trabajadores los no acuden a su empleo diariamente, lo que supone un coste anual de 50.200 millones de euros para las empresas españolas.

De acuerdo con este estudio, la tasa de absentismo laboral en España se sitúa cerca del 4,3 por ciento. Algunos sectores prácticamente duplican esta cifra, como las actividades de juegos de azar y apuestas, donde se supera el 7 por ciento.

Le siguen las actividades de asistencia en establecimientos residenciales, las actividades de servicios sociales sin alojamiento y la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, todas ellas con tasas por encima del 6,8 por ciento.

En el lado opuesto, con tasas de absentismo inferiores al 2,5 por ciento, se sitúan las actividades relacionadas con el empleo, con un 2,1 por ciento, la mitad del promedio nacional. A continuación figuran edición, telecomunicaciones, industria del cuero y del calzado, y actividades jurídicas y de contabilidad, todas ellas con tasas de entre el 2,3 y el 2,5 por ciento.

PAÍS VASCO Y CASTILLA Y LEÓN, A LA CABEZA DEL ABSENTISMO

Por comunidades, el estudio de Randstad Research revela que País Vasco, Castilla y León y Asturias son las regiones con mayores tasas de absentismo, con índices cercanos al 5 por ciento (4,9 en la Comunidad). Los menores niveles se localizan en La Rioja, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, con tasas por debajo del 4 por ciento.

En el caso del absentismo sin baja médica, las regiones del Norte de la península tienen tasas más elevadas que las del Centro y del Sur. Así, Castilla y León, País Vasco, Galicia y Cantabria registran los índices de absentismo más elevados, con tasas que van desde el 1,5 y el 1,9 por ciento. Por su parte, Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid y Canarias son las comunidades con menores niveles de absentismo injustificado.

Según los cálculos de Randstad Research, el absentismo cuesta 50.200 millones a las empresas en España, un 4,5 por ciento del PIB nacional. Para hacer este cálculo se tienen en cuenta diversos factores, como la pérdida de productividad y eficiencia, el coste directo para la empresa (pago de la prestación y la cotización a la Seguridad Social, contratación de sustitutos), y el coste de oportunidad en la producción de bienes y servicios.

Cataluña, Madrid y Andalucía son las regiones donde el absentismo tiene un coste más elevado, con una cifra acumulada de más de 25.000 millones al año, lo que supone el 50 por ciento del coste total nacional. A continuación se sitúan Comunidad Valenciana (4.200 millones) y País Vasco, con 3.758 millones. Galicia y Castilla y León, por su parte, registran costes de entre 2.800 y 2.900 millones.

En el informe se hacen una serie de recomendaciones para combatir el absentismo, entre ellas la prevención de riesgos y la puesta en marcha de programas asistenciales para los empleados; medidas para mejorar la conciliación laboral y familiar, y la mejora del ambiente laboral.

Consulta aquí más noticias de León.