En este sentido, desde principios de este año 2018 se ha detenido en la provincia a 46 personas que estaban reclamadas por diversos motivos como robos con fuerza, robos con violencia, falsedades y hurtos, entre otros, según ha informado la Delegación en nota de prensa.

Para realizar este trabajo de auxilio y colaboración con los distintos órganos judiciales ha sido conveniente la colocación de controles periódicos en las vías públicas.

El trámite de estas órdenes de detención siempre es el mismo, de manera que una vez identificada la persona que tiene una reclamación judicial y se comprueba la vigencia, se procede a la detención y a su posterior puesta a disposición del Juzgado de Guardia.

Consulta aquí más noticias de Toledo.