Según han explicado a Europa Press desde la Consellería de Educación, la propia delegación de la Xunta en Lugo se encuentra estudiando la queja trasladada por la denunciante, con el objetivo de investigar el hecho y analizar la necesidad o no de tomar medidas contra las trabajadores.

De hecho, el secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, se puso en contacto con la afectada vía correo electrónico, para comunicarle personalmente la situación y que estarían vigilantes.

Adela Figueroa acudió al Servicio de Deportes de la delegación el pasado 26 de febrero a buscar información sobre clubes deportivos. Al ser respondida en castellano, solicitó a la funcionaria ser atendida en gallego, a lo que la trabajadora se negó, llegando a decirle frases como 'No me da la gana! Soy funcionaria y puedo escoger el idioma que yo quiera'.

Cuando la usuaria se dirigió a otra empleada para intentar ser atendida en lengua gallega la situación se repitió. 'Yo solo hablo castellano no me da la gana de hablar en gallego', le trasladó la funcionaria. Después de que la mujer lamentase esta afirmación, ante la situación de pérdida de hablantes, la trabajadora elevó el tono de sus quejas, con freses como 'Si se pierde mejor! Ni gallego ni catalán, con sólo castellano mucho mejor!'.

De hecho, según ha denunciado A Mesa, una de las funcionarias llegó a señalar: 'Yo fui de la Sección femenina de la Falange. Y bien orgullosa que estoy de haber sido de la Sección Femenina. Trabajé en Madrid en la case del Paseo de la Castellana. Debajo del escudo del yugo y las flechas. Ojalá volviese Franco. Buena falta hacía!'.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.