Además, la delegación tinerfeña, integrada por más de 40 empresas asociadas a Turismo de Tenerife, los ayuntamientos de Arona, Adeje y Puerto de la Cruz y la patronal hotelera Ashotel, incidirá durante los días de feria en los principales atractivos turísticos en este mercado, como son el clima y la diversidad, entre otros.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destaca en una nota la necesidad de impulsar la conectividad con Alemania porque, aunque ya hay conexión directa con 23 de sus aeropuertos, como los de Dusseldorf, Frankfurt, Munich, Berlin, Hamburgo o Colonia, por citar solo algunos, "el potencial de crecimiento es aún elevado".

Alonso recuerda que en la temporada de invierno 2017/2018 se han abierto hasta ocho nuevas conexiones con la isla.

"Si sumamos las otras cinco previstas para el verano de este año, vemos que esas posibilidades de crecimiento se están ya materializando", indica el presidente insular.

Para el verano de 2018, el mercado alemán mantiene una previsión de capacidad regular de llegada de más de un 0,7%, un incremento positivo si se tiene en cuenta la salida de la compañía Niki del mercado, lo que supone contar con 54.054 plazas de llegada menos de Niki respecto al verano anterior.

"No obstante, compañías como Condor (+34,9%), Eurowings (duplica), Germania (+77,4%), Norwegian (+5,2%) y Ryanair (+20,9%) han mejorado significativamente su capacidad, cubriendo el hueco dejado por Niki y Air Berlin", matiza el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé.

La feria es también una oportunidad para incidir en los principales atractivos turísticos que hacen de la isla un destino elegido por más de 600.000 alemanes al año, y que lo convierten en el tercer emisor en importancia para Tenerife solo por detrás del mercado británico y español, respectivamente.

"El clima, que incluye el tradicional sol y playa pero también las posibilidades de realizar actividades al aire libre y en la naturaleza los 365 días del año, desde el senderismo a los deportes marinos, el golf o la oferta de lujo, se encuentran entre las principales razones por las que los turistas de esa nacionalidad nos eligen", explica el consejero insular de Turismo.

Respecto al viajero alemán, Bernabé destaca especialmente su gasto, de 1.224 euros -unos 140 euros por encima de la media de viajeros que recibe Tenerife-, así como su estancia media, de unos 11 días (frente a los nueve días del global de visitantes).

INTENSA AGENDA DE TRABAJO

La representación isleña mantendrá unas 40 reuniones de trabajo en la ITB con turoperadores, agencias de viajes, medios de comunicación generalistas y especializados y líneas aéreas, tanto de Alemania como de otros mercados de interés para Tenerife, caso de Golf Globe, Small Planet, RTK, Germania, Thomas Cook, Norwegian, Holidey Chek, TUI Fly o Primera Group.

La estrategia de promoción de la isla en relación con el mercado alemán para el presente ejercicio incluirá el refuerzo de la imagen de destino para toda la familia así como de lugar de vacaciones tanto para el invierno como para el verano.

Para ello se potenciarán acciones con medios de comunicación de gran audiencia y se reforzará la colaboración con líneas aéreas y turoperadores.